Las tarifas del impuesto de alumbrado público podrían estar ajustadas al IPC

Oficina de Prensa | 23 de noviembre de 2012

La  Comisión Segunda o de Presupuesto y Asuntos fiscales aprobó en primer debate el Proyecto de Acuerdo 032 “por medio del cual se establecen las tarifas del impuesto de alumbrado público para el año 2013 y se modifica el artículo 2 del Acuerdo 0770 de 2011, aprobación que fue el resultado de una votación nominal, en la que se presentaron tres votos positivos y dos votos negativos, dando trámite así a su discusión en Plenaria.

 

 

Como su nombre lo indica, a través del Proyecto se quiere determinar la tarifa del servicio de alumbrado público, servicio que tendría un aumento anual basado en el incremento causado hasta el 31 de diciembre de 2012 como índice de Precios al Consumidor –IPC- determinado por el DANE. Otro de sus objetivos era que dicho incremento fuera aplicado sin tener que presentarlo al Concejo cada año como se hace actualmente; sin embargo, tras la discusión del articulado, fue modificado el artículo 3°, que establecía tener esta facultad hasta el año 2015 y el cual quedo con vigencia sólo para el 2013, es decir, que anualmente el Proyecto de aumento en la tarifa deberá presentarse al Concejo Municipal.

El Concejal ponente del Proyecto, Luis Gonzalo Valencia González, consideró que la propuesta estaba ajustada a los términos legales, teniendo en cuenta que la justificación estaba directamente relacionada con el Acuerdo Municipal que autorizó la creación del impuesto de alumbrado público y que su aumento únicamente obedecería al.

Quienes encontraron observaciones y fallas en el Proyecto de Acuerdo y expresaron su desacuerdo frente al mismo a través de su voto negativo, fueron los concejales Oscar Alonso Vargas del Partido Liberal y Manuel González Hurtado, del Movimiento MIRA, Corporados que argumentaron que esta propuesta tiene algunos errores en su origen, es decir,  en el Acuerdo que se pretendía modificar, principalmente en cuanto a la base gravable que es el elemento que sustenta el cobro que se puede hacer a los ciudadanos; y este recaudo está respaldado en una amplia jurisprudencia donde se soporta que debería estar ligado al consumo y al hecho generador.

 

 

El Concejal Manuel Hurtado explicó: “ El IPC no debe ser el punto a estimar para el aumento, porque no hay certeza de que el aumento en el consumo de este servicio responda a los cambios en el IPC, por otro lado al ser rígido y no estar ligado al consumo no genera ningún tipo de disminución para los contribuyentes, porque a todos se les va a cobrar sin importar si hay más contribuyentes o si se dan mejoras en la tecnología y cualquier excedente lo reinvertirían pero nadie va a ver ningún tipo de beneficio. El cobro debería responder al consumo”. 

Gestión